Amo Leer!

Hola  queridas mujeres, hoy quiero compartirles un hobby que tengo… Leer! Si, desde muy pequeña me encantaba leer pero bueno hoy en mi vida me resulta difícil encontrar momentos de paz para leer tranquila, con mis cuatro pequeños es casi imposible pero aun así lo hago.

Hoy quiero hablarles de un libro muy interesante que se llama «La Mujer Reina e Indomable» de Anselm Grüm y Linda Jarosch de la editorial San Pablo, es un libro donde los autores caracterizan y describen los arquetipos de mujer basándose en 14 mujeres de la biblia y en su historia.

Me pareció maravilloso! porque de verdad esas magnificas mujeres tienen historias impresionantes y nosotras muy fácilmente podemos sentirnos identificadas con ellas.

A lo largo de estos días voy a irles contando una a una lo que vi de ellas, lo que rescate de conocer sus historias y espero lo disfruten tanto como yo.

Voy a empezar con Ester: La reina

Quién sabe si no has llegado a ser reina

Precisamente para una ocasión como esta? (Ester4,14)

Quien de nosotras alguna vez no se imagino como reina?, yo, muchas veces. De hecho suelo pensar que en mi hogar soy la reina y me tomo a veces muy a pecho este papel, mi esposo debe recordarme muy a menudo que no tengo el control de todo.

Luego de leer su maravillosa historia, pude darme cuenta que en los planes de Dios nosotros no sabemos nunca que papel ocupamos, sin darnos cuenta tenemos una misión que hacer en un momento y lugar determinados.

Ester  reinaba, justo en el momento en que su pueblo iba a ser aniquilado y su tío le dijo: Quién sabe si no has llegado a ser reina precisamente para una ocasión como esta? Dios la había colocado en el momento y lugar adecuados tenía una misión aunque ella aun no lo sabía.

Muchas veces sentí esto en mi vida, muchas veces me pregunte que hago aquí, para qué se presenta esta situación, o simplemente pienso si lo que hago hoy en mi vida es lo que dios pensó para mi.

Dios creó a la mujer tan fuerte que ni ella misma imagina lo que es capaz de hacer, todas las mujeres llevamos una reina adentro que espera salir, una reina poderosa capaz de brillar porque irradia la fuerza de su interior. Ahora bien, de donde Ester sacaba tanta fuerza, tanto brillo?, la respuesta es muy simple, de la confianza que tenía puesta en Dios.

En el momento de la prueba cuando tenía que presentarse ante el rey dice la palabra que oró así : “Señor mío ven a socorrerme…porque estoy sola, no tengo otra ayuda fuera de ti”(Ester 4,14-15) y Dios como siempre acude en ayuda de sus hijas, intervino y ella brillo más que nunca y se gano el favor del rey que le permitió salvar a su pueblo.

Así nosotras las mujeres debemos acudir a nuestro señor, sobre todo en los momentos de prueba porque él nos ha creado poderosas, fuertes y hermosas, Ester encarna todas las cualidades que tenemos como mujeres.

Quizás alguna este pensando en este momento, yo hermosa?, déjame decirte que si, eres hermosa, hoy el mundo nos ha hecho creer que si no cumplimos con los estereotipos de belleza que rigen  no podemos considerarnos hermosas, sin embargo cada una tiene una belleza única y especial que hace a cada mujer una reina.

Es importante sanar las heridas que tenemos en nuestra autoestima, porque nos producen inseguridades que no dejan que desarrollemos al máximo nuestro potencial, ahogan a la reina que hay en ti.

Durante mucho tiempo mi autoestima estuvo tan herida que condicionaba mi forma de actuar y me producía mucho dolor. No podía tomar decisiones por mi inseguridad, entonces siempre hacia lo que los demás querían que haga, hay otras mujeres que por esta estima tan baja que se tienen cargan mochilas muy pesadas que ni siquiera son de ellas, en vez de ser reinas son esclavas de su propia inseguridad.

Hoy te invito a que leas Ester, y te identifiques con ella, que descubras esa poderosa reina que Dios puso en ti, que es segura de si misma porque conoce el valor que tiene para los ojos de Dios, es hermosa, tiene su propio encanto, es valiente y fuerte, encuentra su seguridad en Dios porque confía en él plenamente.

Es momento de sanar y de reencontrarte, el pasado nos condiciona pero NUNCA nos determina, siempre podemos ser una mejor versión de nosotros mismos. Vamos a brillar!

 

Notas para mí misma que me dejo esta palabra:

  • Soy una reina
  • Dios tiene un plan para mí.
  • Soy hermosa
  • La fuerza viene de la confianza en Dios
  • La oración Transforma
  • Nunca es tarde para re-inventarnos
Publicado en Uncategorized.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *